Informativo Semanal 13-abr-2015

Posted by:

Esta semana en Reflexiones: Un recorrido nostálgico por lagos y rincones sureños, retomando un tema ya iniciadoimage_aux10

cabe_principal_new-2

image_aux10

texto_editor_350

Como adelanté en el último Informativo (E) del 16 de Febrero, siempre quedó una puerta abierta a alguna comunicación amplia; en ese contexto, les comparto con mucho afecto algo más sobre andanzas que hemos tenido estos días en que muere el verano y nace el otoño (al menos en el calendario) por varios de nuestros lagos del sur, como una deferencia quienes leían los informativos y los disfrutaban.

En Adjunto de esta versión (E), notas de Margrit y Dragomir, y algunas fotos de los lugares comentados.

 

Lunes 13 de Abril 2015

cabe_reflexiones

Un recorrido nostálgico  

por lagos y rincones sureños, retomando un tema ya iniciado

 

El Hotel Pirihueico: de la mítica HONSA, fue inaugurado por G. González Videla a fines de los años 40 del s. pasado, en medio de la selva austral y frente al lago. En medio de la nada, salvo naturaleza pura y virgen y frente a una de las vistas panorámicas más hermosas que existen.  Bellísimo, lo conocí absolutamente vacío, sobrecogedor. Un solitario cuidador que cuidaba no sé qué  ni de qué, nos permitió mirar un poco. A la distancia me recuerda el famoso hotel de El Resplandor, que conocí muchos años después (¿Vio Ud. la película?  si no la vio, búsquela y no se la pierda).  Es fama que se cerró hasta con las sábanas limpias en las camas y las mesas puestas en los comedores. Nunca se financió pues era  dificilísimo llegar, y luego de llegar, ¿qué? . A fines de los años 70 tuvo su breve canto del cisne como lugar de descanso de los militares. Poco tiempo. Luego nuevamente nada. Comprado por particulares, se quemó misteriosamente en los 90. Se rumorea que para cobrar seguros.  Hoy sus tétricas ruinas  miran silenciosas al lago por cuencas vacías de cadáver antiguo, en su entorno de intensa soledad, aunque ya nada sea tan virgen como entonces (ver fotos en Adjuntos)

Choshuenco, la navegación de antaño, el Enco: Choshuenco, con gran vista al poco conocido volcán de igual nombre, era el último “puerto” del Panguipulli, antes de que de construyeran el camino y cuando el acceso a lo villorrios aledaños era sólo por barco. Y un barco muy concreto: el ilustre y legendario Enco. Recuerdo en esos años la verdadera ceremonia que era la llegada del barco a Panguipulli, con campesinos a vender sus modestos productos, incluso a veces ovejas o chanchos, pollos de todas maneras,  o de compras al pueblo, o a consultar médico, o embarazadas cercanas al término a “esperar la guagua” en el hospital, o a contactar simplemente la  “civilización” de entonces. Y otra ceremonia su zarpe de retorno, incluyendo siempre alguna madre con su guagua de pocos días, “nacida en el pueblo” en una muestra de cultura sanitaria inédita en el resto de nuestro continente. Navegamos en el  Enco muchas veces, con uno de los dos  médicos generales de zona y un “practicante”, como se les decía entonces a ese cruce entre enfermero y auxiliar, personajes muy respetados, utilísimos y diestros en los más variados temas de esa medicina de choque.  Y unos baúles que intentaban mantener la cadena de frío, con medicamentos, vacunas, útiles de curación…En cada parada, nos esperaba un auxiliar local y nos trasladábamos en los medios más variados a la posta respectiva. Como comenté la semana pasada, esas modestas y hasta heroicas postas con su auxiliar residente, cubrían ya entonces todo el territorio gracias al fenecido y nunca bien ponderado SNS. Con Carabineros pero menos reconocidos que ellos, haciendo patria en lugares increíbles. La microhistoria no contada.

Choshuenco es ahora un poblado plácido, acogedor, limpio y bonito, lejos del ajetreo febril de otrora, en su pasado de “puerto principal”, aunque entiendo que en verano  se hace algo turístico. Un lugar para volver y alojar alguna vez.

Bueno, el Enco: Barco, “vapor” se le  llamaba, que fue eje central en la vida de sucesivas generaciones ribereñas del Pirihueico, el Panguipulli e incluso lagos vecinos y villorrios intermedios. Larga, muy larga historia con dramático y deprimente final.  Construido en 1907 otros dicen que en 1901, con capacidad para 250 personas y bastante carga, llegó navegando desde Hamburgo hasta Corral, pasando el Estrecho de Magallanes. Desarmado, se llevó por tierra al Riñihue (“eran otros hombres más hombres los nuestros”, como decía la canción). Rearmado minuciosamente, “Tenía yo seis años. Allí en la playa estaban armando nuevamente el vapor Riñihue a la vista del capitán Boudet que impávido miraba su embarcación fumando su pipa”, relata un testigo de la época a un diario local. Operó como 40 años en el Riñihue  y luego se trasladó por tierra al Panguipulli abriendo para ello,  a puro ñeque, una senda a través de la espesa selva, en una odisea que duró 6 meses y en la que se emplearon 92 yuntas de bueyes. Su vida en el Panguipulli fue clave por décadas en el trasporte maderero y de personas, además de ser, por su calidad, un evento social en sí mismo. Con la apertura del camino, el 1978, fue decayendo, perdiendo importancia hasta que dejó de ser rentable, recalando definitivamente en Choshuenco en 1986, terminando para siempre sus románticos y pintorescos viajes y cerrando una brillante página de la historia local. De mala manera. Dejado a su suerte, saqueado, desmantelado, tapado de grafitis, cadáver indigno e irreconocible. Con el pecho y el alma apretados lo miré, lo rodeé, toqué lo queda de él. (” todo lo que se quiere, se va o se muere”…) .

Cada tanto surgen voces que claman por su recuperación, su habilitación  como museo, como testimonio de una época hermosa que nunca volverá y que fue base indispensable para cuanto de bueno pudiera haber ocurrido después. Pero ahí está. Monumento silente a nuestra desidia e incultura. (“todo lo que se quiere, se va o se muere” Ver fotos)

El hospital de Panguipulli, una muerte en pabellón: el hospital, estaba -y está- en medio de un bosque, en las afueras del pueblo, regido desde siempre por una congregación de monjas, alemanas entonces. Entiendo que aún queda una, vieja a estas alturas, según me cuenta la recepcionista. Curioso edificio, de estilo con remembranzas alpinas, madera, techo de dos aguas, hermoso y pintoresco, aunque con algo vagamente tétrico. Lo sentí entonces. Lo sentí ahora (ver fotos). Alojamos y comimos en él  sumándonos a las tareas médicas, en nuestra práctica de 2 meses de verano al concluir el 5° año de medicina. Un amigo y compañero de entonces y yo. Fui testigo y co-protagonista de la primera muerte de mi vida de paciente, en pabellón. Una mujer joven y hasta entonces, sana, parturienta con un cuadro obstétrico complejísimo, aún ahora para especialistas expertos. Insuperable para los pobres médicos generales de zona en ese hospital de entonces, con la ineficiente ayuda de estos dos aterrorizados alumnos.  Todos aplicando nuestro mejor saber en medio de la angustia hasta que la muerte  cubrió finalmente con su macabro manto a la parturienta y su cría.  Luego de eso, silencio. Sólo profundo e insondable silencio.

En los próximos dos años, antes de mi título, fui testigo y partícipe de otras 2 muertes en pabellón. Después, gracias Dios, nunca más.

Colofón: Dado que continuamos un tema ya iniciado, mantenemos este colofón, un lastimero verso de un poeta muerto en plena juventud a principios del siglo pasado, en consonancia con la frase de mi niñera que contaba en la primera parte de estas viñetas, y un poco con las vivencias nostálgicas de este viaje. Y de la vida misma, en realidad

 

M I S E R E R E

 

La juventud, amor, lo que se quiere,

ha de irse con nosotros: ¡Miserere¡

La belleza del mundo y lo que fuere,

morirá en el futuro ¡Miserere¡

La tierra misma lentamente muere

con los astros lejanos ¡Miserere¡

 

Y hasta, quizás, la muerte que nos hiere

también tendrá su muerte: ¡Miserere¡

 

Domingo Gómez Rojas- 1896–1920

 

***

image_aux10

cabe_a-lo-nuestro

Cursos, Meditación Global Diaria y Meditación Semanal:

Meditación Global Diaria :

Les recordamos la meditación global que L. Theresa conduce diariamente a las 07.40, hora chilena. Para conectarse, sólo necesitan entrar a http://www.universalenergy.tv/

image_aux10

***

image_aux10

Abril :

Curso N. II : programado en principio para el martes 14, – como siempre en Barcelona 2116, piso 1.

***

Mayo :

Curso N. I - Fundamental : Programado para jueves 07 y martes 12 de Mayo.

Cursos mas avanzados se programaran en principio cuando personas interesadas lo soliciten. Probablemente pasaremos de la “oferta” a la “demanda”, usando el lenguaje en boga.

***

¡Les recordamos! : Están tod@s cordialmente invitad@s a asistir (sin costo) a los cursos que demos de los niveles que ya hayan cursado. Las veces que deseen y serán siempre muy bienvenid@s.

Por favor, inviten a sus familiares, amigos y conocidos que Uds. estimen estén a tiempo de iniciarse ahora en el fascinante camino de la EU a integrarse a nuestros cursos Fundamentales. 

En general todos los cursos del 2015 en Santiago serán 1º jueves y 2º martes de cada mes, en Barcelona 2116-13º piso, torre Integramédica, de 18.30 a 21.00 hrs. Los Cursos Fundamentales (N. I), mes por medio,. Otros niveles se irán dando en los restantes meses, aunque lo iremos informando y recordando oportunamente por este Informativo.  

Un saludo cariñoso

AEU

 

 cabe_notas-de-cierre

image_aux10

Si desea comunicarse con nosotros, por favor hacerlo escribiendo a aeu.chile@gmail.com, pero NO USAR “RESPONDER” a este Informativo o a otras comunicaciones genéricas que enviemos, pues es muy posible que sus aportes o inquietudes no sean leídos dado que aparecen como “rebotes” y el sistema los aglutina.*

Contacto con Secretaría: Por favor, la comunicación con nosotros exclusivamente vía mail (aeu.chile@gmail.com ).

image_aux10

Saludos afectuosos,

AEU

 

 

 

 

 


 

ADJUNTOS 

 

1) DE MAGRIT Y DE DRAGOMIR

Querido Pedro:

Me alegró mucho leer de tus andanzas por los lagos de nuestro sur junto a Trinidad, ¡soy de las que echan de menos tus reflexiones semanales! Deseo que sigas compartiendo tus aventuras de vida cuando así lo sientas, son siempre muy apreciadas.

Un cariñoso saludo

Margrit

***

Que bueno leer tus comentarios de esos lugares tan bonitos que tuve la fortuna de ver Cuando era muy joven y trabajaba en la fabrica de  Laja, también tuve la tonta idea de no aceptar el regalo de tierras que nos ofrecían entonces, ruego no preguntar la razón ,bueno tenia poco mas de 23 años,amigos ,amigas …….

Pedro me alegro de tener contacto nuevamente , un especial abrazo para ti y tu gran ayuda.

Dragomir

***

 

   

2)  HOTEL PIRIHUEICO, VAPOR ENCO y el HOSPITAL

El hotel Pirihueico, como era cuando lo conoci  y lo queda ahora de él.

1

2

3

 

 

 

El Enco histórico, como era cuando viajábamos en  él y como está ahora. Incluso está peor pues ya le han robado el letrero “Enco” que aún persistía en la foto

4

5

6

 

El Hospital

7

8

9

°°°

 

0